Cómo Prepararse para una Auditoría Fiscal

Una auditoría fiscal es un proceso que consiste en un examen formal de los registros contables y financieros de una empresa o autónomo. Estas auditorías se realizan para comprobar si los datos presentados en los informes financieros son correctos y para asegurar que la empresa opera de acuerdo a las leyes fiscales del país.

Un proceso de auditoría fiscal puede ser una experiencia estresante para una empresa o autónomo, ya que requiere una cuidadosa preparación. En este artículo, explicaremos cómo prepararse para una auditoría fiscal y qué factores deben tenerse en cuenta antes de que comience el proceso de auditoría.

Cómo Prepararse para una Auditoría Fiscal
Cómo Prepararse para una Auditoría Fiscal

Es importante saber qué documentación aportar ante una auditoría fiscal, además dependerá del tipo de auditoría, ya sea auditoría externa o auditoría interna, aunque no cabe duda que las auditorías externas tienen más importancia, ya que suelen hacerlas empresas ajenas que carecen de conflictos de intereses con la empresa auditada.

Si te ha llegado una carta de auditoría no te preocupes, este proceso parece ser bastante complicado, pero es más fácil de lo que parece, siempre y cuando hayamos presentado correctamente toda la documentación y hayamos pagado nuestros impuestos correctamente.

Índice
  1. Qué es una auditoría fiscal
  2. Cuál es la finalidad de una auditoría fiscal
  3. Qué tipos de auditora fiscal existen
  4. Por qué es necesaria una auditoría fiscal
  5. Cómo prepararse para una auditoría fiscal
    1. Reúne todos los documentos relevantes
    2. Revisa los registros contables
    3. Establece una comunicación estrecha con el equipo de auditoría
    4. Establece una estrategia para la auditoría
    5. Prepara una lista de preguntas
  6. Preguntas sobre las auditorías fiscales

Qué es una auditoría fiscal

Una auditoría fiscal es una evaluación de los registros financieros de una empresa o autónomo por parte de un tercero independiente. Esto se realiza para determinar si los informes financieros de la empresa son exactos y para comprobar si la empresa está cumpliendo sus obligaciones fiscales.

Los auditores fiscales generalmente son contratados por las autoridades fiscales como parte de una investigación sobre la empresa. Los auditores también pueden ser contratados por la empresa para efectuar una auditoría interna para revisar la exactitud de sus registros financieros.

Cuál es la finalidad de una auditoría fiscal

Las auditorías son una forma de control empleada por las entidades del gobierno, y aunque se piense que la Agencia Tributaria, es decir Hacienda, es la unida que las procede, no es así, sino que la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV) u otros organismos pueden solicitar una auditoria de cuentas a empresas con el fin de prevenir irregularidades.

La finalidad de una autoría fiscal es la de inspeccionar eventuales problemas en la contabilidad de las empresas, tales como desajustes financieros o pagos fuera de lo establecido. Esto permite a las autoridades contar con una visión más clara de las finanzas de cada negocio.

Por lo general, el examen de auditoría es la última opción antes de emitir una orden de regularización a los involucrados. Se les notifica de esta situación a través de diversos canales de comunicación.

Qué tipos de auditora fiscal existen

Existen dos tipos de auditorías, la auditoría externa y la auditoría interna:

  • Auditoría Interna: Esta auditoría es ejecutada por uno o más miembros de la misma empresa. Ofrece una buena oportunidad para comprender los procesos de la compañía, determinar el grado de eficiencia, qué cambios deben realizarse y cuáles deben descartarse. Incluye revisiones financieras, de procesos, de seguridad y fiscales. También ayuda a prevenir la pérdida de documentos, el cumplimiento de la legislación y el apego a los requerimientos. Se recomienda llevar a cabo esta auditoría de uno a dos veces al año.
  • Auditoría Externa: Las empresas de tamaño mediano y grande normalmente contratan a un profesional especializado para hacer esta auditoría. El objetivo es contar con una comprobación más exhaustiva, la documentación de trabajo y los procesos en cumplimiento de lo que exige la autoridad. Por lo general, es una auditoría aleatoria que abarca todas las áreas, para la cual se debe entregar toda la información necesaria al profesional.

Por qué es necesaria una auditoría fiscal

Las auditorías fiscales son necesarias para asegurar que las empresas cumplan con las leyes fiscales. Esto incluye el pago de los impuestos adecuados y el cumplimiento de los requisitos contables. Las auditorías también ayudan a reducir el fraude fiscal y asegurar que la empresa está preparada para afrontar los cambios regulatorios.

Las auditorías fiscales también pueden ayudar a la empresa a identificar cualquier área que requiera mejorar. Los auditores pueden proporcionar consejos sobre cómo mejorar los sistemas de contabilidad y administración de la empresa, así como sugerir cambios a la estructura fiscal de la empresa.

Cómo prepararse para una auditoría fiscal

Hacer frente a una auditoría fiscal puede ser una experiencia estresante para una empresa. Sin embargo, si se toman las medidas adecuadas para prepararse para la auditoría, los auditores tendrán un proceso mucho más fácil.

Aquí hay algunos consejos para prepararse para una auditoría fiscal:

Reúne todos los documentos relevantes

Es vital que la empresa recolecte todos los documentos relevantes para la auditoría fiscal antes de que comience el proceso. Esto incluye los libros contables, los registros fiscales, los recibos, los contratos, los cheques, etc.

La empresa también debe recopilar todos los documentos relacionados con los impuestos, como las declaraciones de impuestos y los pagos de impuestos. Esto son algunos de los documentos que vas a necesitar tener preparados ante una auditoría fiscal:

  • Estados financieros de la empresa
  • Listas de proveedores y clientes
  • Estados de cuenta de las cuentas bancarias
  • Balances de comprobación
  • Catálogo de cuentas
  • Conciliaciones
  • Recibos de nómina (XML y PDF)
  • Constancia de situación fiscal
  • Acta constitutiva / Poderes

Revisa los registros contables

Es importante que la empresa revise sus registros contables y financieros antes de que comience la auditoría. Esto ayudará a asegurar que los registros estén actualizados y que sean precisos. También ayudará a la empresa a identificar si hay algún error o imprecisión en los registros.

Los registros contables incluye los libros mayores de contabilidad y todos los asientos contables de la empresa. Gracias a los programas de última generación, estos procesos pueden realizarse de una forma más rápida y eficaz que antes.

Establece una comunicación estrecha con el equipo de auditoría

Es fundamental que la empresa establezca una comunicación estrecha con el equipo de auditoría. Esto ayudará a asegurar que todos los miembros del equipo de auditoría comprendan los objetivos de la auditoría y que los auditores tengan acceso a la información que necesitan para completar su trabajo.

Establece una estrategia para la auditoría

La empresa debe establecer una estrategia para la auditoría. Esto ayudará a asegurar que la empresa esté preparada para responder a cualquier pregunta que pueda tener el equipo de auditoría.

Además, la empresa debe establecer un plan de acción para abordar cualquier problema que pueda surgir durante la auditoría.

Prepara una lista de preguntas

Es importante que la empresa se prepare para la auditoría al preparar una lista de preguntas. Esto ayudará a asegurar que el equipo de auditoría tenga toda la información que necesita para hacer su trabajo y que sean capaces de responder a cualquier pregunta que pueda tener.

Preguntas sobre las auditorías fiscales

¿En qué consiste una auditoría fiscal?

Una auditoría fiscal es una evaluación de los registros financieros de una organización por parte de un tercero independiente.

Esto se realiza para determinar si los informes financieros de la empresa son exactos y para comprobar si la empresa está cumpliendo sus obligaciones fiscales.

¿Por qué es necesaria una auditoría fiscal?

Las auditorías fiscales son necesarias para asegurar que las empresas cumplan con las leyes fiscales. Esto incluye el pago de los impuestos adecuados y el cumplimiento de los requisitos contables.

Las auditorías también ayudan a reducir el fraude fiscal y asegurar que la empresa está preparada para afrontar los cambios regulatorios.

¿Cómo se prepara una empresa para una auditoría fiscal?

Es importante que la empresa recolecte todos los documentos relevantes para la auditoría fiscal antes de que comience el proceso. Esto incluye los libros contables, los registros fiscales, los recibos, los contratos, los cheques, etc.

La empresa también debe recopilar todos los documentos relacionados con los impuestos, como las declaraciones de impuestos y los pagos de impuestos.

La empresa debe también revisar sus propios registros contables y financieros, establecer una comunicación estrecha con el equipo de auditoría, establecer una estrategia para la auditoría y preparar una lista de preguntas.

Prepararse para una auditoría fiscal puede ser un proceso estresante para una empresa. Sin embargo, si la empresa toma las medidas adecuadas para prepararse para la auditoría, el proceso será mucho más sencillo.

Al reunir todos los documentos importantes, revisar los registros contables, establecer una comunicación estrecha con el equipo de auditoría, establecer una estrategia para la auditoría y preparar una lista de preguntas, la empresa estará mejor preparada para afrontar la auditoría fiscal.

Andrea Martinez

Andrea Martinez

Graduada en Recursos Humanos y Relaciones Laborales por la Universidad Complutense de Madrid. Máster realizado en Fiscalidad y Contabilidad.

Quizás te interese...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir