Modelo 720 de Criptomonedas y Hacienda: Guía 2024

El Modelo 720 es una declaración que probablemente hayas escuchado mencionar más de una vez, pero quizás no estés totalmente seguro de qué trata, pero si estás en el mundo de las criptomonedas debes conocer si o si este modelo, de lo contrario puedes tener serios problemas.

En este artículo, ampliaremos y profundizaremos en cada detalle para que entiendas claramente su importancia y aplicabilidad, especialmente si cumples con ciertos requisitos que te obligan a presentarlo.

Modelo 720 de Hacienda y Criptomonedas Guía 2024
Modelo 720 de Hacienda y Criptomonedas Guía 2024

En el cambiante mundo de las finanzas y la fiscalidad, el Modelo 720 de Hacienda se ha convertido en un tema crucial para aquellos con inversiones y bienes en el extranjero. Este documento, esencial en la administración fiscal española, requiere una atención detallada para su correcta presentación.

En este contexto, el año 2024 trae consigo actualizaciones y especificidades que deben ser cuidadosamente entendidas y aplicadas por los contribuyentes. Con el auge de las criptomonedas y su integración en el panorama financiero global, es más importante que nunca estar bien informado sobre las obligaciones fiscales que esto conlleva.

Índice
  1. Qué es el modelo 720 y qué función tiene
  2. Diferencias entre el modelo 720 y el modelo D6
  3. Plazos para presentar el modelo 720
  4. Cuando se tiene que presentar el modelo 720
  5. Cómo rellenar el modelo 720 y declarar mis inversiones
  6. Multas y consecuencias por no presentar el modelo 720
  7. Legalidad del Modelo 720 y cambios recientes
  8. Preguntas y dudas frecuentes del modelo 720

Qué es el modelo 720 y qué función tiene

El Modelo 720 es una declaración que deben presentar todas las personas, ya sean físicas o jurídicas, residentes en España (incluyendo los territorios forales). Este modelo es aplicable a quienes sean titulares, beneficiarios o autorizados sobre bienes y derechos situados en el extranjero.

Los bienes y derechos que se deben declarar se dividen en tres categorías principales:

  1. Valores, como acciones, seguros y rentas depositadas fuera de España.
  2. Bienes inmuebles y derechos sobre estos ubicados en el extranjero.
  3. Cuentas en entidades bancarias situadas fuera de España.

Es importante mencionar que la obligación de informar surge cuando el valor total supera los 50.000 euros, sin tener en cuenta el número de titulares. Además, se debe informar de los saldos totales y el porcentaje de participación sin prorratear.

Diferencias entre el modelo 720 y el modelo D6

El Modelo D6, aunque es una declaración informativa y no conlleva un impuesto adicional, no debe ser ignorado y es complementario al Modelo 720. Se presenta anualmente en enero por aquellos inversores que operen con valores o brokers en el extranjero.

En contraste, el Modelo 720 se centra en la declaración de bienes y derechos en el extranjero y es obligatorio si el valor total de las inversiones en el extranjero supera los 50.000 € o ha incrementado en más de 20.000 € desde la última declaración.

Plazos para presentar el modelo 720

El período para presentar el Modelo 720 va desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo del año siguiente al que se refiere la información. Es decir, se debe presentar entre el 1 de enero de 2024 hasta el 31 de marzo de 2024.

Es importante tener en cuenta que en los años subsiguientes al primero de presentación, solo se debe informar si ha habido un incremento de valor de al menos 20.000 euros.

Cuando se tiene que presentar el modelo 720

Se debe presentar el Modelo 720 cuando se supera el límite de 50.000 euros en bienes y derechos en el extranjero. Además, es necesario volver a presentar el modelo en casos de cierre de cuentas o incrementos significativos en el valor de los bienes.

Cómo rellenar el modelo 720 y declarar mis inversiones

Cómo rellenar el modelo 720 y declarar mis inversiones
Cómo rellenar el modelo 720 y declarar mis inversiones

En la presentación del Modelo 720, los campos que requieren información imprescindible están marcados con un asterisco rojo, lo cual facilita su identificación por parte del declarante. Entre los datos esenciales a proporcionar se encuentran el NIF, apellidos, nombre o razón social, así como el número de teléfono.

A continuación, es necesario completar la información relacionada con las tres categorías principales de bienes y derechos que se abordaron anteriormente en este artículo.

Por ejemplo, para la declaración de bienes inmuebles, es necesario incluir varios detalles específicos: la clave de condición tanto del declarante como del bien o derecho, las subclaves correspondientes, y el código del país donde se ubica el bien (conforme al Anexo 2 de la Orden EHA/3496/2011, de 15 de diciembre).

Además, se debe especificar el origen del bien o derecho. Es importante recordar que, si se trata de la primera vez que se declara, si se ha transmitido el bien o si se vuelve a declarar debido a un incremento en el valor total de más de 20.000 €, estos detalles son fundamentales. En caso de declarantes "autorizados", el campo referente al porcentaje de participación es opcional.

En lo que respecta a las cuentas bancarias situadas en el extranjero, el Modelo 720 solicita información como la clave de identificación de la cuenta, el código de la cuenta y los detalles de la entidad bancaria. Dependiendo de la clave seleccionada, se diferencian dos tipos de declaraciones:

  • Si el origen del bien o derecho es “A”, se deben indicar la fecha de incorporación, la valoración 1 (saldo al 31 de diciembre) y la valoración 2 (saldo medio del último trimestre).
  • Si el origen es “C”, se requiere la fecha de incorporación y de cancelación, así como la valoración 1 (saldo en la fecha de cancelación).

Finalmente, para la declaración de valores, seguros o rentas, es necesario proporcionar ciertos datos, aunque la fecha de incorporación es opcional. Se solicita la clave de identificación, los detalles de los valores y de la entidad, la valoración, la clave de representación de valores y el número de valores. Es importante destacar que todos estos campos son obligatorios si la clave seleccionada es «V» o «I».

Multas y consecuencias por no presentar el modelo 720

Multas y consecuencias por no presentar el modelo 720
Multas y consecuencias por no presentar el modelo 720

El incumplimiento en la presentación del Modelo 720 puede acarrear graves sanciones económicas, que pueden ser de 5.000 euros por cada bien no declarado, o incluso multas por presentaciones incorrectas o fuera de plazo.

El Modelo 720, diseñado como una herramienta clave en la lucha contra el fraude fiscal, conlleva una serie de penalizaciones para garantizar su correcta aplicación y cumplimiento. Estas sanciones se dividen principalmente en dos categorías, basadas en la naturaleza de la infracción.

Primero, en el caso de que no se cumpla con la obligación de presentar el Modelo 720, la penalización impuesta es significativa. Se establece una multa de 5.000 euros por cada bien o derecho que debió ser declarado y no lo fue. Esta cifra puede incrementarse, alcanzando hasta 10.000 euros en total, si se trata de tres o más conjuntos de bienes o derechos omitidos.

Por otro lado, si el Modelo 720 se ha presentado, pero contiene errores o inexactitudes, como por ejemplo, ser entregado fuera de los plazos establecidos sin haber recibido un requerimiento previo, la multa es de 100 euros por cada conjunto de datos incorrectos o incompletos, con una sanción mínima de 1.500 euros.

Es fundamental mencionar también que se exige la presentación telemática de la declaración. El incumplimiento de esta modalidad, que requiere el uso de un certificado digital, puede dar como resultado penalizaciones adicionales.

Legalidad del Modelo 720 y cambios recientes

Aunque el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) no ha invalidado el Modelo 720 en sí, sí ha rechazado las sanciones derivadas de su incumplimiento. Esto implica que la Agencia Tributaria debe revisar y posiblemente modificar las penalizaciones asociadas, manteniendo la estructura básica del modelo.

Preguntas y dudas frecuentes del modelo 720

Entre las dudas comunes, resaltamos la posibilidad de obtener un borrador de la declaración a través del certificado electrónico o Cl@ve PIN.

Otra pregunta habitual se refiere a la necesidad de declarar cuentas bancarias con saldos que en conjunto no superan los 50.000 euros; en este caso, si una de las cuentas es residente fiscal en España, no es necesario incluirla en el Modelo 720.

El Modelo 720 es una herramienta esencial en la gestión fiscal de bienes y derechos en el extranjero. Su correcta presentación es vital para evitar sanciones y garantizar el cumplimiento fiscal.

Con esta guía, esperamos haber aclarado tus dudas y proporcionarte la confianza necesaria para abordar este trámite con la ayuda de AsesorFiscales.com. Recuerda que un buen asesoramiento puede marcar la diferencia en tu gestión fiscal internacional.

Andrea Martinez

Andrea Martinez

Graduada en Recursos Humanos y Relaciones Laborales por la Universidad Complutense de Madrid. Máster realizado en Fiscalidad y Contabilidad.

Quizás te interese...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir